miércoles, 5 de diciembre de 2012

CUPCAKES DE LIMÓN Y CHOCOLATE BLANCO THERMOMIX

Un buen amigo me regaló un libro de Cupcakes y esta es la primera que hago de ellas. Son muy fácil de hacer (ya lo sabéis, me encantan las recetas facilitas, que estoy empezando en esto de la repostería y aún no me atrevo a hacer algo más elaborado). 

 
Debo decir que mi marido se ha encargado de trabajar con el Fondant (le estoy metiendo el gusanillo de la cocina... ¡Por fin!)
Espero que disfrutéis tanto como yo en hacerlas :)




Ingredientes para 12 cupcakes:

MASA
  • 2 huevos
  • 125 g de mantequilla
  • 225 g de azúcar
  • 125g de aceite de girasol
  • 65 ml de zumo de limón
  • 270 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • La ralladura de 1 limón (sólo la parte amarilla)
TOPPING
  • 185 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 90 g de mantequilla
  • Colorante amarillo
  • Fondant de chocolate blanco (no vas a usar mucho por lo intenta comprar el formato más pequeño) para decorar
  • Perlitas rosa de azúcar
Elaboración:
  • Precalienta el horno a 160º
  • Pon en el vaso los huevos con el azúcar y la mantequilla troceada y a temperatura ambiente. Programa 1 minuto, velocidad 6
  • Añade el aceite, el zumo de limón, la harina tamizada con la levadura y la ralladura de limón. Mezcla durante 2 minutos, velocidad 6
  • Dispón en la masa en las capsulas ( te recomiendo que uses una placa especial para 12 cupcakes ya que al echar la masa, puedes mover las 12 de una vex, en vez de una a una. Es menos engorroso) y hornea durante 18-20 minutos a 160º hasta que hayan subido y estén firmes al tacto. 
  • Retíralas del horno, déjalas enfriar sobre una rejilla.
  • Mientras se enfrían las cupcakes, haremos el topping: Mezclaremos en el vaso limpio la mantequilla, troceada y a temperatura ambiente con el azúcar glas, el zumo de limón y unas gotas de colorante amarillo durante 1 minuto, velocidad 5. 
  • Una vez que estén las cupcakes frías, repartiremos el topping por encima de ellas con la ayuda de una cuchara o manga pastelera.

   
  • Por último, trabajaremos con el fondant sobre una superficie lisa o como en mi caso, sobre una lámina de silicona que compré en el Ikea. Con la ayuda de cortadores y con tus manos e ingenio, ve haciendo las formas que más te gusten. Colócalas sobre las cupcakes  y termina decorando con las perlas de azúcar




¡Buen provecho!