martes, 16 de abril de 2013

MERMELADA DE FRESA (THERMOMIX)

Estamos en plena temporada de las fresas que comienza a finales de enero y termina a finales de mayo por lo que ahora están en su mejor momento de madurez y la época ideal para hacer mermeladas y confituras. Esta receta vale para cualquier fruta, los pesos son los mismos, sólo tienes que cambiar las fresas por otra fruta como melocotón, naranja o piña y ya está.

Ahora está muy de moda la mermelada de tomate o de pimientos, ideales para acompañar carnes o tomar en tostaditas como entrantes. Cuando las haga, os la colgaré aquí y os comentaré que tal están

En fin, os paso esta receta de mermelada de fresas que no tiene nada que ver con la que compramos envasadas. En cuanto la hagáis una vez, no vais a querer comer otra :)





Ingredientes
  • 500 g de fresas limpias y partidas por la mitad
  • 1 limón pelado sin nada de parte blanca ni pepitas
  • 500 g de azúcar
Eaboración
  • Pon en el vaso el limón y tritura programando 10 segundos, velocidad progresiva 5-10
  • Añade el azúcar y las fresas .Programa 30 minutos, 100º, velocidad 2

 Algunos consejillos...



  • No le pongáis el cubilete en el bocal ya que como podéis ver en la foto, mirad lo que me pasó. No llega a salirse la mermelada pero para que no os llevéis el sustillo...
  • Yo le di un par de toques de turbo antes de sacar la mermelada del vaso porque no me gustan los tropezones y quería que me quedara con una consitencia fina
  • Para asegurar la conservación de la mermelada, lavad los frascos donde vayáis a conservar la mermelada con agua jabonosa muy caliente o en el lavavajillas. Séquadlos en el horno templado y verted la mermelada recién hecha en los frascos mientras estén aún calientes ya que el cambio de temperatura haría que se resquebrajase el cristal del frasco. Tapad los frascos e invertidlos de forma que se apoyen sobre la tapa durante 10 minutos

A mi me gusta tomar la mermelada sobre un pan tostadito con mantequilla, sobre galletas, sola... pero como más me gusta es sobre yogur blanco... ¡Riquísimo!







¡Que aproveche!