lunes, 15 de julio de 2013

ENSALADILLA DE PIMIENTOS (TRADICIONAL)

¡Hola a tod@s! Después de unos días de descanso, vengo con las pilas cargadas y os traigo un montón de recetas. La primera que os quiero enseñar, es la sencilla, barata, modesta pero extraordinaria ensaladilla de pimientos. En el verano no puede faltar y como estamos en Málaga, acompañado de un buen plato de pescaito frito y si son boquerones vitorianos, mejor
 
Si nunca la habéis preparado porque pensáis que en muy engorroso, para nada. Cuando los pimientos salen del horno, los dejáis templar un poco y la piel casi sale sola, le limpiáis las pepitas y como todas las madres que conozco, la cortáis en tiritas con las manos, picáis la cebolla, un poco de aceite, sal y vinagre y  ¡Listo! Tenéis esta nutritiva ensalada, ideal para estos días de verano





Ingredientes
  • 2 pimientos Rojos Morrones
  • 1 cebolla
  • 3 ajos
  • Aceite
  • Sal
  • Vinagre


Elaboración

  • Precalienta el horno a 180 º
  • Lava los pimientos, sécalos y ponlos en una fuente para horno. Pela la cebolla y déjala entera. Ponla en la bandeja junto con los pimientos
  • Aplasta los ajos sin quitarles la piel (así no se quemarán en el horneado) y añadelo en la bandeja junto con los pimientos y la cebolla
  • Rocíales aceite por toda la superficie de las verdura. Puedes ayudarte con las manos o con un pincel de silicona. Echale también un poco de sal por encima





  • Hornea durante 20 minutos a 180º (función arriba y abajo), dales la vuelta y hornea otros 20 minutos
  • Cuando pase el tiempo, apaga el horno y mantenlos dentro otros 10 minutos





  • Cuando los pimientos estén templados, ya puedes pelarlos. La mejor manera que hay es con las manos. La piel sale sola, lo que más tiempo te puede llevar es limpiar las pepitas pero no lo pases por el grifo pues le vas a quitar todo el sabor del horneado. 
  •  Cuando los tengas limpios, córtalos en tiritas y como te dije antes, están tan blandos que lo puedes hacer con las manos
  • A continuación, pica la cebolla y los ajos también en juliana


 


  • Y ya solo falta aliñar la ensalada con un poco de sal (ya le echamos para el horneado), vinagre y aceite




La felicidad se encuentran el las pequeñas cosas