domingo, 25 de agosto de 2013

ALMEJAS SALTEADAS (TRADICIONAL)

Una de las cosas que más me gustan cuando tengo alguna mañana libre, es ir al mercado a comprar pescado fresco y si tienen almejas o coquinas, no puedo irme sin comprar algunas para hacerlas salteadas. Están riquísimas y tienen sólo un 2% de materia grasa y 47 calorías por cada 100 gramos. Si las salteas con poco aceite son ideales para dietas baja en calorías. Además son ricas en
vitaminas A (reparadora de piel y protectora de los huesos, entre otros), B3 (reguladora de hormonas) y fósforo (alivia dolores provocados por la Artritis)

Todo un placer para los sentidos por muy poco




Ingredientes para 4 personas
  • 500 g de almejas pequeñas
  • 3 ajos picados
  • 1 cucharadita de perejil seco (si tienes perejil fresco, mejor)
  • Aceite
  • Medio vaso de vino blanco
  • sal
  • aceite

Elaboración
  • Deja en remojo las almejas en agua y una cucharada de sal. El agua tiene que cubrirlas ya la sal ayudará a que se abran y puedan soltar la arena que puedan contener


  • Una vez transcurrido el tiempo, enjuágalas y escúrrelas. Reserva
  • En una sartén, pon el ajo picado a rehogar con un poco de aceite. Cuando los ajos esté casi dorados, añade las almejas y rehogalas durante un minuto o dos. 
  • A continuación, incorpora el vino y el perejil. La almejas comenzarán a abrirse. Cuando estén todas (o casi todas) abiertas, retíralas y estarán listas para comer

 

Podéis añadirle como toque final un poco de zumo de limón a la hora de servir el plato. Le dará un toque ácido que le va muy bien al marisco