martes, 3 de septiembre de 2013

GALLETAS DECORADAS: MARIPOSAS (THERMOMIX)

¡Hola a tod@s! Me estoy aficionando a hacerme mis propias galletas de mantequilla. Tienen un sabor expectacular, sin contar que son mucho más saludables ya que no tienen conservantes ni aditivos del sabor. La semana pasada me compré el primer fascículo de la colección de "Repostería Creativa". Venían un
expositor de cartón muy cuqui en cuadritos rosa y dos cortadores en forma de mariposa. Uno grande para galletas y otro pequeño para fondant. 
Y es con el grande con el que he hecho estas galletas que están buenísimas. 

Si las envuelves individualmente son ideales para regalos. ¡Que mejor forma de demostrar tu cariño a los tuyos!






Ingredientes para unas 20 galletas:

MASA
  • 120 g de azúcar glas
  • 400 g de harina de repostería
  • 240 g de mantequilla a temperatura ambiente, el trozos
  • 1 huevo

DECORACIÓN
  • 1 clara de huevo
  • 200 g de azúcar glas
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • Pasta colorante (yo he usado de la marca Wilton en rosa y verde)
  • Perlitas de azúcar

Elaboración:

Masa
  1. Pon todos los ingredientes de la masa en el vaso y programa 20 segundos, velocidad 6. Retira la masa del vaso, forma un bloque, envuelvela en film transparente o en una bolsa de plástico y déjala reposar 15 minutos en el frigorífico
  2. Precalienta el horno a 180º
  3. Corta la masa en tres porciones, colócala una de ellas sobre una superficie de trabajo espolvoreada con harina y reserva las otras dos en el frigorífico. Extiende la masa dejándola un poco gruesa (unos 5mm) y córtalas con el cortador de mariposa (u otro que tengas)
  4. Coloca las pastas en una bandeja de horno con papel protector y hornea durante 10 o 12 minutos a 180º dependiendo del tamaño de la galleta
  5. Repite el proceso con el resto de la masa
 
 



Decoración

  1. Pon el el vaso limpio la clara, el azúcar y las gotas de limón y programa 20 segundos, velocidad 6. Divide el glaseado en dos boles y añade el colorante en cada uno de ellos (si usas la pasta, con una pequeña cantidad es suficiente). Vierte los glaseados en sendas mangas pasteleras al que le habremos hecho una pequeña apertura.
  2. Cuando las galletas estén frías, comienza a perfilar los bordes. Debes dejar que se sequen y después rellena el interior. Remata con unas perlas de azúcar










Sugerencias:
  • Debemos usar mantequilla y no margarina pues no le dará el sabor tan genuino que tienen estas galletas
  • En esta receta ya tenemos el azúcar hecho glas pero puedes hacerlo con antelación (para que esté frío) programandolo 30 segundos, velocidad 5-10
  • Si no tenéis manga pastelera ni boquilla, podéis usas una bolsa limpia, por ejemplo las de congelar, y cortarle  la puntita de uno de los extremo de la base (eso si, después de echar el glaseado en la bolsa)


La felicidad se encuentra en los pequeños detalles